Elegir la encimera adecuada

Elegir la encimera adecuada

12/08/2013

La elección de la encimera es una decisión importante en la reforma de una cocina. Por un lado es una elemento muy visible, así que contribuye en gran medida al diseño de la cocina, y también es el elemento que más se utiliza, debiendo ser funcional para nosotros. ¿Qué deberemos tener en cuenta a la hora de decidir? Principalmente nos deberemos fijar en su durabilidad, coste y mantenimiento.

A continuación os explicamos los diferentes tipos de encimeras existentes en la actualidad, sus pros y sus contras.

1. Encimeras sintéticas

Las encimeras sintéticas están compuestas por una mezcla compactada de minerales y resinas, que en función de su composición otorgan al material final propiedades diferenciadas. Dos tipos de encimeras sintéticas son el cuarzo compacto y Corian®.

Las de cuarzo compacto son de las más utilizadas actualmente. Se caracterizan por una gran resistencia al desgaste, a las manchas y su absorción de líquidos es muy baja. Además presenta buena resistencia a los ácidos y aceites. Es de fácil limpieza y algunas marcas ofrecen protección antibacteriana.

Por el contrario, se debe tener cuidado con las altas temperaturas, utilizando protectores para los recipientes recién salidos del fuego.

Ofrece una gran variedad de colores y estampados, siendo muy versátil en el diseño de la cocina. Las principales marcas son: Silestone, Quartz, Caesarstone y Quarella. Clica aquí para ver los colores disponibles de la casa Compac o aquí para los colores de la casa Silestone.

Las encimeras de tipo Corian® son un material nuevo en el mercado que se caracteriza por ser muy moldeable, permitiendo integrar fregadero y encimera en una sola pieza, evitando las juntas. Además es un material poco poroso, difícil de manchar y de muy fácil limpieza.

A pesar de ser un material resistente se araña con facilidad, siendo aconsejable utilizar siempre una tabla de corte. No obstante las ralladuras superficiales se pueden eliminar mediante frotamiento con abrasivos o por lijado, tal y como se haría en la madera.

También se debe tener cuidado de no apoyar directamente los recipientes recién salidos del fuego o muy calientes, ya que puede dañar la encimera.

A nivel decorativo sin duda es un aliado, ya que ofrece gran variedad de colores, formas y acabados.  Si quieres ver los colores disponibles clica aquí. El principal inconveniente a este material es el precio, siendo todavía muy alto.

2. Encimeras de piedras naturales: mármol y granito

El mármol ha sido muy utilizado en encimeras durante años pero con el descubrimiento de nuevos materiales como el cuarzo compacto ha disminuido su uso.

La belleza natural de la piedra en una encimera aporta un toque distinguido y elegante a la cocina, teniendo un alto valor estético. Por otro lado el mármol se trata de un material poroso, así que los líquidos que caigan en él pueden penetrar y dejar mancha, especialmente los aceites y los ácidos (vinagres, zumo de limón, etc.). Es por esto que requieren de mayor cuidado, siendo su limpieza y mantenimiento importantes para conservarlo. El mármol es un material duro pero menos resistente a ralladuras que el cuarzo compacto o el granito. Si quieres ver el aspecto de los diferentes mármoles de origen nacional clica aquí.

 

El granito es otro material de toda la vida, y se caracteriza por su dureza y resistencia a las ralladuras, permitiendo el corte directo sobre su superficie, así como objetos muy calientes. Es menos poroso que el mármol siendo difícil la aparición de manchas, aunque no imposible. El granito de origen nacional es menos poroso que los granitos de importación. Además, resulta más económico.

Su aspecto en general es menos decorativo que el mármol, pero es más perdurable y muy sufrido. Si quieres ver el aspecto de los diferentes granitos de origen nacional clica aquí.

Tanto el mármol como el granito no ofrecen colores compactos ni estampados iguales, debido a su proceso de formación natural.

 3. Encimeras de acero inoxidable

Su facilidad de limpieza junto con su gran durabilidad hacen de este material una buena elección y una tendencia en auge en las cocinas particulares. El acero inoxidable resiste perfectamente el agua y los contrastes de temperatura, no habiendo problemas en soportar recipientes recién salidos del fuego. Por el contrario se puede rayar con facilidad, aunque es un tipo de material que permite recuperarlo con un tratamiento.

Su aspecto frío e industrial puede dar mucho juego en el diseño de la cocina, consiguiendo un aire vanguardista y profesional. Existen varias opciones en cuanto al acabado del acero (satinado, brillante, jaspeado…) pero obviamente, no ofrece variedad de colores. Si quieres ver los diferentes acabados clica aquí.

Por último, su precio es más elevado que las encimeras de piedras naturales o sintéticas.

 4. Encimeras de madera

La variedad de maderas disponibles hace de este material un aliado muy versátil a nivel decorativo. Otorga calidez a la cocina, dando un aspecto acogedor. Con ella podemos conseguir un ambiente rústico o una cocina de estilo nórdico.

La madera es un material muy poroso, por lo que es poco impermeable y los líquidos penetran con facilidad, formando manchas y pudiendo deteriorarla. A pesar de que las maderas para encimera suelen estar barnizadas o tratadas, siguen necesitando un mantenimiento periódico para evitar que ésta se dañe.

Por otro lado se rayan fácilmente, aunque depende de la dureza de la madera elegida, por lo que es necesario emplear una tabla de corte. Permite objetos calientes en su superficie.

La encimeras de madera son más baratas que las mencionadas hasta ahora, aunque su precio varía en función de la madera elegida.

5. Encimeras laminadas:

Son la opción más barata. Están formadas por un tablero aglomerado de madera que se recubre con una lámina plástica. Esta lámina es la que le da su aspecto final, imitando a todo tipo de materiales: mármoles, granitos, madera, cuarzo compacto, metales, colores u otros motivos decorativos. Si quieres ver algunos ejemplos de acabados, clica aquí.

Son una solución práctica y económica si queremos que nuestra encimera tenga el aspecto de algún tipo de piedra pero a menor coste.

Es fácil de mantener ya que la lámina plástica es poco porosa y es difícil la aparición de manchas. Tiene buena resistencia al calor, a las ralladuras y a los golpes. Incluso algunas marcas ofrecen acabados con tratamiento de protección anti-bacterias. No obstante el contacto continuo con el agua puede deteriorarla si penetra hasta la madera.

Si elegimos este tipo de encimera debemos tener en cuenta que el fregadero deberá ser siempre sobre-encimera, y que la junta entre la encimera y la pared siempre deberá ir rematada con un perfil (generalmente de aluminio) para evitar que el agua penetre en la madera interior.

Aquí os dejamos una tabla resumen de todo lo expuesto arriba:

  Resistencia a Mantenimiento Valor estético Precio
  Ralladuras Altas temp. Manchas
Cuarzo compacto smiley-verde smiley-amarillo smiley-verde smiley-verde Moderna.
Variedad de colores.
 €€€
Corian® smiley-amarillo smiley-amarillo smiley-verde smiley-verde Moderna. Variedad colores.
Sin juntas.
 €€€€
Mármol smiley-amarillo smiley-amarillo smiley-rojo smiley-amarillo Clásica. Elegante.  €€
Granito smiley-verde smiley-verde smiley-amarillo smiley-verde Clásica.  €€
Acero Inoxidable smiley-amarillo smiley-verde smiley-verde smiley-verde Moderna. Industrial.  €€€€
Madera smiley-rojo smiley-amarillo smiley-rojo smiley-rojo Nórdica. Rústica. Calidez.  €€
Laminadas smiley-amarillo smiley-amarillo smiley-verde smiley-verde Según acabado final.
Amplia variedad.
 €

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos que os haya sido útil este post! Y si estáis pensando en reformar vuestra cocina no dudéis en contactarnos!

Adapta Reformas: tu empresa de reformas en Barcelona

 

Elegir la encimera adecuada
5 (100%) 2 votes
Tags: ,