Reformas parciales que mejoran la certificación energética de la vivienda

Reformas parciales que mejoran la certificación energética de la vivienda

29/08/2017

Se acaban las vacaciones y volvemos a la rutina del día a día. Tras unas semanas de desconexión, la llegada al hogar nos recuerda lo difíciles que son las noches con calor que nos impiden dormir bien, la mala climatización que dijimos que íbamos a cambiar pero no lo hemos hecho y el despilfarro en el consumo de la luz eléctrica como consecuencia de unos cerramientos inadecuados. ¡Todo suma! Aún estás a tiempo de mejorar la certificación energética de la vivienda y empezar a ahorrar.

No esperes a que llegue el frío. Si te animas, por fin, a resolverlo durante el otoño, estás de enhorabuena. Porque hoy te traemos unos consejos para que compruebes cómo unas pequeñas reformas en casa os ayudan a estar más cómodos disminuyendo la factura de la luz, del gas y del agua.

Qué hacer para reducir el consumo de energía en casa

Solicita una auditoría de energía: 

Quizás has oído hablar de los certificados de eficiencia energética. Un documento obligatorio para vender o alquilar una casa. Lejos de ser un trámite administrativo, el certificado ayuda a un consumo de energía más sostenible y ofrece recomendaciones sobre qué reformas merecería la pena hacer en cada vivienda para descender nuestro consumo y ahorrar dinero. No hace falta que tu piso esté en venta, solicita a un equipo profesional que audite tu casa y prioriza qué elementos quieres cambiar para lograr la calificación A.

Aislamientos y cerramientos: 

Las ventanas y persianas son elementos clave en tu consumo de energía. De hecho, las ventanas y puertas que no aíslan adecuadamente favorecen las fugas de calor y frío y provocan que calefacción y aire acondicionado estén encendidos más tiempo de forma innecesaria. Piensa que, además, son sistemas que están horas conectados así que imagina la cantidad de esfuerzos económicos innecesarios que realizas todos los meses, teniendo solución con una reforma parcial que no genera molestias y se hacen sin obra.

Renueva el sistema de electricidad: 

No es imprescindible realizar una reforma integral del hogar para renovar el sistema de electricidad. De hecho, es mucho más sencillo de lo que crees y sus ventajas son muchas. Aprovecha para sustituir tu actual sistema de alumbrado por soluciones LED de bajo consumo. Mucho más sostenible y con notables ventajas económicas para el ahorro familiar.

Dispositivos de control de consumo:

Aparatos como temporizadores y reguladores te ayudarán a tener la seguridad de que tu vivienda mantiene la temperatura que más confortable te hace sentir, sin tener que estar pendiente de ello. Al mantener la temperatura a unos grados constantes, el consumo es más equilibrado. De hecho, no hace falta que tu hogar disponga de las últimas novedades en domótica para un consumo más responsable y decir adiós a los sobresaltos en las facturas a final de mes.

Agua:

Existen dispositivos que favorecen un consumo más ecológico de este bien tan preciado y escaso. Valora renovar tu baño, sobre todo en Barcelona, una ciudad donde el coste del agua es elevado.

Contacta con Adapta Reformas: tu empresa de reformas en Barcelona

Reformas parciales que mejoran la certificación energética de la vivienda
5 (100%) 2 votes