Cosas que debes revisar antes de instalar un sistema de calefacción casa

Cosas que debes revisar antes de instalar un sistema de calefacción casa

30/12/2020

Si estás pensando en instalar calefacción en tu casa, seguramente estás buscando información. Para elegir un buen sistema de calefacción lo más recomendable es conocer primero todos los componentes del sistema.

 

Elementos de los sistemas de calefacción

Para instalar calefacción, el sistema cuenta con varios elementos, como son las calderas, los radiadores y el termostato.

Calderas

La caldera es un generador de calor, necesario para calentar tu vivienda. Lo que tienes que evaluar es el lugar donde la colocarás y el tipo de caldera que instalarás.

Las hay distintas según el tipo de combustible que utilicen, y pueden ser de gas natural, gasoil, energía eléctrica, pallets o leña y carbón.

Calderas de gas

Las de gas son las más utilizadas en España, usan el gas ciudad o natural para calentar el agua, y para ello hay que instalar un circuito interno de agua caliente y suelen asociarse a los radiadores de agua. Calientan la vivienda de manera homogénea.

Calderas de gasoil

Las de gasoil tienen un gran rendimiento pero tanto su instalación como el suministro es más caro; las de energía eléctrica usan electricidad, su instalación es económica pero su consumo es considerablemente alto.

Calderas de pallet

Las de pallet utilizan materia prima 100% renovable (residuos de restos forestales, serrín, etc.) pero necesitas un lugar amplio para almacenarlo, son más caras y su instalación requiere que haya salida de humos. Aunque es costosa y su mantenimiento es laborioso, es la más respetuosa con el medioambiente.

Calderas de carbón

Las de carbón son poco recomendadas porque no son automáticas, es difícil regular la temperatura y es de los sistemas más antiguos. Si vas a instalar calefacción, las de carbón no funcionan.

Por otro lado, piensa en instalar bombas de calor, que es el sistema más eficiente porque reduce el consumo de energía y logra un excelente rendimiento, además de que puede funcionar como aire acondicionado.

Radiadores

Los radiadores son los emisores térmicos que se encargan de repartir el calor por las distintas estancias. Existen radiadores de agua, eléctricos y de aceite. Los de agua son característicos de un sistema de calefacción fija.

Radiadores de agua

Se combinan con calderas de gas, el agua se calienta y fluye por un circuito cerrado; se calientan rápido, son económicos y resistentes, pero funcionan principalmente en las ciudades, donde llega el gas ciudad.

Radiadores eléctricos

Los eléctricos se conectan a la electricidad y requieren de poco mantenimiento. Aunque son muy eficientes, encarecen el precio de la electricidad y tienen un alcance más restringido de calor.

Radiadores de aceite

Los de aceite funcionan conectados a la red eléctrica; se les llama radiadores de fluido. La electricidad calienta el fluido y este circula por el interior del radiador. Son fáciles de mantener e instalar, mantienen mucho tiempo el calor luego de apagados pero tardan mucho en calentarse, y el gasto de electricidad aumenta.

También puedes instalar suelo radiante, una red de tubos instalados bajo el suelo por donde circula agua caliente. Es de bajo consumo y alto rendimiento, no hay que instalar aparatos dentro de la casa y se puede conectar a una caldera de condensación de alta eficiencia.

En contraste, resulta muy caro y para instalarlo se requiere una reforma integral del suelo.

Termostatos

El termostato es lo que permite mantener la temperatura y reducir el consumo energético. Los hay mecánicos, digitales y modulantes.

Termostatos mecánicos

Los mecánicos son los más sencillos, funcionan mediante un interruptor de encendido/apagado que se activa cuando hay una diferencia de temperatura; le avisan a la caldera que se apague cuando llegan a la temperatura establecida.

Termostato digitales

Los digitales permiten un control de la temperatura mucho mayor, son programables y puedes establecer una temperatura distinta para cada estancia de la casa, e incluso programarlos con tu móvil y conexión a wifi.

Termostatos modulantes

Con los modulantes puedes regular la temperatura de los radiadores y de cada habitación; si es necesario, se comunican con la caldera para disminuir el calor y permite un ahorro de hasta un 10% en el consumo.

Cuando decidas instalar calefacción en casa, lo más recomendable es que acudas a un profesional.