Cómo elegir una empresa para una reforma integral

Cómo elegir una empresa para una reforma integral

25/10/2018

Elegir empresa de reformas para una intervención integral no debe ser cosa de contratar a los primeros reformistas que veamos anunciados o que nos recomienden terceros: una reforma es algo tan personal que los elegidos no solo deben garantizar su perfecta y profesional intervención, sino que además deben entender el proyecto, qué se quiere exactamente como resultado y qué casa con el cliente sin que ello vaya en perjuicio de los mejores diseños y las más novedosas técnicas reformistas.

Por ello, antes de contactar con profesionales de las reformas, debemos plantearnos una serie de cuestiones que nos indiquen y garanticen que, efectivamente, estamos ante la empresa de reformas parciales e integrales adecuada.

5 cuestiones para dar con la empresa para una reforma integral adecuada

 

¿Es una empresa proactiva?

 

El “know how” (conocimiento adquirido en una materia en base a la experiencia y eficacia) es fundamental en empresas de trabajos manuales, y se demuestra al momento en el que buscan no solo la solución deseada, sino la más adecuada para que satisfaga aún más al cliente y, obviamente, perdure en el tiempo.

Por ello, debemos desconfiar de las empresas que se rigen únicamente por lo mandado. Una mala decisión en temas de diseño y construcción puede pesarnos durante todo el tiempo que habitemos un espacio: si esa barra americana que tanto nos apetecía para el salón nos va a restar demasiado espacio, va a quitar luminosidad a la estancia o va a producir ruidos y olores, la empresa de reformas integrales no debe temer dar su opinión al respecto y ofrecerle al cliente alternativas que le puedan resultar más de su agrado.

 

¿Es una empresa multidisciplinar?

 

Precisamente si la empresa reformista sólo se dedica a la aplicación de la reforma, su mano de obra es exclusivamente del campo de la albañilería y/o construcción, se le escapará esos detalles de diseño y practicidad que necesitamos para que una reforma sea exitosa.

Una buena obra debe venir avalada por profesionales del sector como arquitectos que aseguren la viabilidad del proyecto, administrativos que consigan las licencias oportunas, interioristas que saquen las mayores posibilidades de cada espacio… No todo es “ejecución”.

Por otra parte desconfía del “reformista para todo”: se puede ser bueno en muchas materias, pero no en todas se puede ser especialista y, para una reforma integral exitosa queremos más de lo segundo que de lo primero.

 

¿Es una empresa confiable?

 

Vivimos en la era de la hiperconectividad, donde a golpe de clic podemos tener a nuestra disposición información que nos sirva para tomar decisiones que, en el caso de una empresa para una reforma integral deberían ir de la mano de opiniones de otros clientes donde indiquen su satisfacción o los buenos resultados.

Esta información se suele hacer visible en redes sociales o en la ficha de empresa que la propia reformista pueda tener en Google. En ella se destacan fotos, reseñas, trabajos realizados, etc.

 

comentarios-google-adapta-reformas

 

¿Es una empresa con un presupuesto claro?

 

El factor económico estamos de acuerdo que importa, pero no lo debe ser todo. Una buena reforma no es barata, desconfía de lo low cost en algo que debe ser perdurable en el tiempo. Tampoco debe ser cara, aunque lo profesional se pague.

La mediación la encontramos en un presupuesto claro, donde podamos ver justificado cada detalle, que entendamos que una solería de mármol es por razones obvias más cara que una de terrazo, y donde podamos intervenir en aquello que nos pueda resultar costoso para encontrar una situación intermedia.

Todo esto solo es posible con una empresa para reformas integrales que presente un presupuesto conciso a la par de detallado: donde ambigüedades como “mano de obra” o “materiales” se sustituyan por “horas de trabajo de X profesional” o “X metros cuadrados de suelo de gres”

 

Una buena empresa para una reforma integral debe ofrecer confianza desde el momento de contactar con ella

 

 

¿Es una empresa cercana?

 

En el ámbito social pero sobre todo en el ámbito geográfico. Vale que no debemos pretender que una empresa reformista se sitúe a pocos metros de nuestra casa, pero sí que cuanto menos se sitúe en la ciudad o comarca.

No es cuestión únicamente de agilidad, sino también de entender mejor al cliente. Una empresa que se dedica a reformar viviendas debe conocer el ámbito en el que conviven esas viviendas. No es lo mismo realizar un cerramiento conociendo el clima al que se va a ver expuesta la vivienda, que pensar únicamente en el nivel estético y lo bien que va la madera sin pensar que la humedad tiende a estropearla.

Por otra parte, la cercanía abaratará costes (sobre todo de desplazamiento) y te asegura que estará disponible en caso de emergencia.

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

Cómo elegir una empresa para una reforma integral
5 (100%) 1 vote