¿Qué es el certificado energético y las cédulas de habitabilidad?

¿Qué es el certificado energético y las cédulas de habitabilidad?

08/03/2021

Hay algunos documentos indispensables a la hora de comprar o vender una vivienda. El certificado energético es uno, y las cédulas de habitabilidad son otros.

Qué es el certificado energético

El certificado energético es un documento que debes presentar al notario si vas a vender tu inmueble. Se conoce también como Certificado de Eficiencia Energética, o CEE.

Es necesario presentarlo si vas a vender o alquilar una casa o un piso. Y si eres el comprador o el arrendatario, deberás solicitarlo al propietario.

Por otro lado, no es necesario si es una casa o edificio de nueva construcción (el constructor se encarga de eso), o si una autoridad pública ocupa más de 250 m2 de la superficie.

Y están exentos de presentarlo los edificios con protección oficial, los industriales, los lugares de culto, las construcciones provisionales y aquellas viviendas y locales menores a 50 m2.

El certificado energético debe firmarlo un profesional cualificado, es decir, arquitectos y arquitectos técnicos e ingenieros superiores de determinadas especialidades (aeronáuticos, agrónomos, de minas, de montes, de caminos, canales y puertos, industriales, de telecomunicaciones, naval y oceánico y el ingeniero industrial químico).

En cuanto a los ingenieros técnicos, estos son el agrícola, aeronáutico, forestal, de minas, industrial, de obras públicas, naval, telecomunicación y topógrafo.

El certificado energético debe ser inscrito en el Registro antes de un mes desde la fecha de su expedición, y tiene una validez de diez años.

Cuando compras una casa, el vendedor deberá entregarte este certificado, y si alquilas la vivienda, tiene que formar parte del contrato de alquiler. Como ves, es un documento obligatorio.

Qué son las cédulas de habitabilidad

Las cédulas de habitabilidad son un documento que acredita que el espacio puede utilizarse como vivienda. Esta documentación se otorga tras la aprobación del proyecto de construcción, pero no es necesario que se deba presentar en los procesos de compraventa.

Solamente hay que verificar que sigue en vigor o si ya están caducadas.

Se pueden pedir cédulas de habitabilidad para cambiar el uso de un espacio, en el caso de que desees transformar un local comercial en vivienda, y al contrario, si quieres convertir tu casa en un local comercial u oficina.

Para hacer esto, hay que elaborar un proyecto y presentarlo en el ayuntamiento donde esté el inmueble. Este trámite puede ser hasta de un año.

Por otro lado, las cédulas de habitabilidad son una documentación que no se puede transferir en la que se indica las condiciones de habitabilidad de una vivienda.

Tipos de cédulas de habitabilidad

Hay dos tipos, la de primera ocupación y la de segunda ocupación, que se conoce también como de segunda mano.

Quien otorga el documento es la Comunidad Autónoma, y se puede tramitar de dos maneras, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde vivas. Una es la tramitación presencial a través de las instalaciones donde se ubica el Registro de cada comunidad.

La otra es vía online por internet, que se realiza mediante el registro electrónico de la Consejería. Además, se pueden conseguir duplicados en las distintas sedes de cada administración territorial correspondiente.