¿Cómo puedo quitar el gotelé de las paredes de mi casa?

¿Cómo puedo quitar el gotelé de las paredes de mi casa?

12/11/2018

El gotelé es una técnica que se basa en esparcir pintura más espesa para crear un acabado grumoso. Aun así, su época dorada pasó a mejor vida. Fue un auténtico boom en los años 80; era extraño el hogar que no tenía gotelé en sus paredes. No obstante, la decoración de interiores ha postergado con el paso del tiempo a esta técnica, hoy en total desuso.

Quitar el gotelé es ahora una prioridad para muchos propietarios e inquilinos. Eliminarlo no es una tarea sencilla, aunque los profesionales de reformas pueden hacer que realmente que lo parezca proporcionándote el cambio de aires que necesita tu casa con los acabados y los colores que sueñas.

No debemos olvidar que uno de los principales motivos del éxito del gotelé era que disimulaba las imperfecciones de los techos y las paredes que no estaban bien acabados. Fue una solución para evitarse el tiempo que se dedicaba a aplicar capas de yeso.

Antes de abordar su eliminación debes saber qué tipo de gotelé tienes en casa: al temple o plástico. Un modo de saberlo es humedecer la pared y después rascarla con una espátula. Si el gotelé absorbe la humedad, estás de enhorabuena: podrás quitarlo con la espátula y con mucha paciencia, tiempo y maña.

A continuación, se deberá proceder a rellenar las imperfecciones que aparezcan y a embellecer las paredes repitiendo el proceso de aplicación de yeso más lijar hasta lograr una superficie lisa. Para terminar, se añade una pasta para acabados que permitirá conseguir el resultado esperado, además de posibilitar la aplicación de la primera capa de pintura.

Si por el contrario en tu casa tienes gotelé realizado con pintura plástica, será una tarea aún más engorrosa y compleja por lo que te recomendamos solicitar presupuesto para pintura. Lo sabrás cuando humedezcas la pared y esta no absorba el agua.

 

Las ventajas de quitar el gotelé en tu vivienda

 

Una casa de esta época

 

La gran ventaja de quitar el gotelé en tu vivienda es que confieres a tu hogar una estética propia de esta época, y no mantienes unas paredes que nos devuelven automáticamente a los años 80. Recuerda que era una técnica rápida, cómoda y barata. Estos eran sus principales atractivos, y no otros.

 

El tacto áspero

 

La estética es un motivo de peso para deshacernos del gotelé, pero tampoco nos olvidemos de su tacto. No creemos que el tacto irregular de sus paredes sea más agradable o ni tan siquiera se pueda comparar con el de tener unas paredes lisas. Además, si tenemos hijos en casa, serán los primeros en dar luz verde a realizar este cambio por la cantidad de veces que el gotelé puede haber sido causante de rascada.

 

Dificultad para limpiar

 

La suciedad que se acumula en las paredes pintadas con gotelé es difícil de eliminar. La limpieza en este tipo de paredes se puede convertir en un quebradero de cabeza, por lo que llevar a cabo esta pequeña reforma en casa también nos permitirá ahorrarnos tiempo a la larga.

 

Reproducir el gotelé

 

Cuando necesitamos reparar una pared, bien por desperfectos o por haber tenido que hacer una instalación, es imposible reproducir el gotelé que tenía la pared en sus inicios, por lo que el espacio que se haya tenido que tapar quedará diferente al del resto de la casa. Un resultado nada estético.

No te preocupes ni mucho menos por las alternativas que tiene tu hogar tras quitar el gotelé. Existen propuestas económicas con las que dar a tu casa un toque original, innovador y atractivo. Desde paneles de corcho, madera o pladur, hasta papel pintado. ¿Te asesoramos para pedir un presupuesto de construcción?

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

¿Cómo puedo quitar el gotelé de las paredes de mi casa?
5 (100%) 3 votes