Las soluciones para eliminar una humedad en casa

Las soluciones para eliminar una humedad en casa

11/10/2018

Cuando pensamos en humedades, pensamos en que solo suceden en construcciones antiguas o en lugares donde tiende a llover mucho, pensando que nuestra vivienda perfectamente aislada de la climatología nunca padecerá una mancha de estas características… Pero la realidad es que nunca podemos estar del todo seguro de que una humedad no “decorará” paredes, techos o incluso el suelo.

Por otra parte puede que ya sepamos que no hace falta que llueva a torrenciales y hayamos sufrido la aparición de una de estas manchas que lamentablemente vemos crecer cada día un poco más… ¿A qué se deben? Y lo más importante, ¿cómo podemos evitarlas y eliminarlas?

Tipos de humedades que nos podemos encontrar en una casa

 

Lo primero antes de plantearnos cómo eliminar una humedad en casa es saber a qué causa se debe para intervenir en ella. Pintar la vivienda es la primera solución que se nos pasa por la cabeza, pero esta tarea tapará el problema, pero no lo solucionará (una vez eliminada sí es recomendable una capa de pintura profesional), ya que si el foco causante no ha sido intervenido, volverá a producirla. ¿Y qué tipos de humedades existen?

 

Humedad por condensación

 

Es la humedad que se produce provocada por un foco dentro de la propia vivienda. Ocurre cuando no existe ventilación adecuada, no existe aislamiento térmico y se acumula la humedad proveniente de una fuente como el baño, la cocina, aparatos de calefacción, etc.

Estas humedades conviene tratarlas cuanto antes una vez damos cuenta de su aparición, ya que producen hongos y moho además de la mancha, lo cual es dañino para alérgicos, causa cefaleas, sinusitis y otras dolencias respiratorias.

 

Humedad por subidas capilares

 

Esta humedad sí tiene como foco fuentes exteriores como la lluvia o cercanía a fuentes de agua como ríos, lagos, etc. Se produce cuando los materiales empleados en la construcción de la vivienda se encuentran mal aislados o son demasiado porosos y hacen subir el agua del suelo, que se acumula entre capas produciendo no solo manchas, sino también desprendimiento de los revestimientos. También pueden ser causadas por la rotura de cañerías.

Producen desde peligros en instalaciones y desgaste de los materiales de la vivienda, hasta bajadas de temperatura que propician desde resfriados hasta gripes.

 

Humedad por infiltración lateral

 

Estas humedades tienen las mismas peculiaridades que las causadas por subidas capilares, pero se producen en estancias subterráneas o semisubterráneas (sótanos, garajes, bodegas, etc.), agravadas en el caso de que se sitúe tierra a su alrededor, ya que suele acumular mucha agua.

 

Como prevenir la aparición de humedades

 

Lo primero es procurar que nuestra vivienda tenga una construcción sólida y un aislamiento adecuado, así como una ventilación continua allá donde se puedan producir focos de humedad (baños, cocina, habitaciones con salidas al exterior, etc.).

Como no siempre podremos controlar estos aspectos o lo que creíamos firme y estable, no resulta serlo, lo segundo es estar muy atento a los indicios que nos marcan la posibilidad de aparición de humedades. De esta forma podremos detectar el tipo de humedad y en consecuencia actuar antes de que aparezca o se extienda.

Indicios de la posible aparición de humedades:

  • Vaho constante en ventanas, cristales y espejos: es normal que aparezca vaho mientras nos duchamos con agua caliente, pero en otras circunstancias (incluso con la calefacción puesta) se debe a una mala ventilación. En este caso tendremos tendencia a sufrir humedades por condensación.
  • Moho en bordes de paredes y techos: el moho crece en zonas con alta concentración de humedad, por lo que es síntoma nuevamente de una mala ventilación.
  • Desconchones, desprendimientos de azulejos, yesos o pintura: se debe a la acumulación de agua por infitraciones, que según se produzcan en el interior o exterior se podrá deber a cualquiera de los tres tipos de humedades existentes. Es causa de un mal aislamiento y revestimiento.

 

Como eliminar la aparición de humedades

 

Una vez sabemos causa y efectos, toca intervenir antes que la humedad vaya a más y cause graves daños en la estructura y en nuestra salud. ¿Y qué toca hacer en cada caso? Antes que nada contactar con profesionales de la construcción que puedan asegurarnos que no solo desaparece la mancha, sino también la causa que la provoca y que los daños han sido revertidos. Estos profesionales actuarán de distinta forma según la humedad:

  • Instalar ventanas de aislamiento térmico: para evitar la condensación
  • Instalar aislamiento térmico: revestimientos entre la pared y la pintura que evite que el agua traspase
  • Aplicar protección antihongos: no basta con pintar para hacer desaparecer una antiestética mancha de humedad. Aplicando estos productos evitamos que el moho se adhiera ante cualquier foco posible de humedad.
  • Instalar sistema de drenado: si nuestra vivienda se encuentra en una zona propensa a acumular agua o junto a ríos o torrentes, debemos instalar un sistema de cañerías que desvié la corriente y la aleje de nuestra casa.

Mientras tanto, tenemos soluciones provisionales como usar deshumificadores o ventilar de 10 a 20 minutos la vivienda cada día, que no hacen que la humedad desaparezca, pero sí evita que crezca o afecte más de la cuenta a la estructura y a quienes habitan en ella.

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

Las soluciones para eliminar una humedad en casa
5 (100%) 3 votes