Tipos de suelos para casas: ¿Qué material extraer?

Tipos de suelos para casas: ¿Qué material extraer?

25/05/2021

Elegir o renovar el suelo para una vivienda es una reforma que permite ganar amplitud, iluminación o continuidad entre los ambientes de la misma. Hoy en día, son muchos los tipos de suelos para casas entre los que se puede elegir. Por eso, a continuación, te vamos a contar acerca de algunas de las mejores alternativas en este sentido.

Los suelos cerámicos

Los suelos o pavimentos cerámicos son, en la actualidad, una de las alternativas más demandadas. Esto se debe a su gran diversidad de beneficios funcionales y decorativos. Requiere de un profesional para su colocación y se considera un universo ilimitado debido a la gran diversidad de texturas, de colores y de formatos en que se puede encontrar. Además, es un tipo de suelo válido tanto para ambientes interiores como para exteriores, siendo altamente resistente y de alto tránsito.

Hoy en día, dentro de los pavimentos cerámicos podemos encontrar porcelánicos, piedra natural, piezas esmaltadas, mosaicos, terrazos, entre otros. Es un tipo de suelo que se puede encontrar en distintos acabados y que se coloca con frecuencia en baños, cocinas y en exteriores.

Beneficios de los suelos cerámicos

Siguiendo lo mencionado anteriormente, entre los distintos tipos de suelos para casas, los cerámicos incluyen los siguientes beneficios:

  • Poseen una gran resistencia al desgaste, pero, además, tienen una buena resistencia a la humedad.
  • Cuando se eligen baldosas grandes, este suelo permite modificar sustancialmente la percepción que se tiene del espacio, ampliando la continuidad.
  • Los suelos cerámicos se consideran inalterables al paso del tiempo, pudiendo soportar condiciones climáticas difíciles.
  • Hoy, estos suelos se encuentran en una gran variedad de acabados, por lo que se adaptan fácilmente a cualquier estilo decorativo que se desee incorporar en la vivienda.
  • Dentro de los pavimentos cerámicos podemos encontrar opciones antideslizantes que evitan caídas.
  • Es un tipo de pavimento que requiere de poco mantenimiento.
  • Puede ser de gran utilidad para delimitar espacios en función de las necesidades funcionales y estéticas de los mismos.

Los suelos continuos

Otra opción muy demandada en la actualidad tiene que ver con los suelos o pavimentos continuos. Se trata de superficies que no poseen juntas, debido a la unión de compuestos químicos que se desarrolla durante la mezcla del hormigón. Esto hace posible que se obtenga un acabado final sin juntas, generando el efecto de borde infinito y logrando una sensación de amplitud.

Los pavimentos continuos poseen una gran resistencia a la abrasión. Hoy en día, se pueden encontrar en distintas opciones desde microcementos hasta resinas diversas o terrazos in situ. A lo largo del tiempo, a este tipo de suelos se han incorporado diversos aspectos creativos. Esto ha llevado a su creciente implementación en espacios interiores. Al mismo tiempo, su utilización necesita de una inversión económica menor. Es un tipo de suelo que también tiene mucho uso en oficinas y en espacios industriales.

Beneficios de los suelos continuos

Las ventajas de los suelos continuos son muchas. Es un tipo de pavimento muy versátil que se ha convertido en uno de los más buscados. Además de la amplitud que genera en la percepción visual, este tipo de suelo tiene otros beneficios. Estos son:

  • Los materiales que lo componen se consideran sumamente completos.
  • En general, son suelos durables en el tiempo y resistentes al desgaste.
  • Es un tipo de pavimento que presenta cualidades impermeables, reduciendo daños por humedad o filtraciones.
  • Es un tipo de suelo altamente moldeable, por lo que se puede adaptar a diversos diseños.
  • Se trata de un tipo de pavimento que es de fácil limpieza y mantenimiento, no necesitando mucho esfuerzo.

Dentro de los distintos tipos de suelos para casas, el pavimento continuo se desarrolla con materiales considerados de los más completos dentro de la construcción. Al no contar con juntas, lo que se logra es reducir considerablemente la formación de fisuras que se puedan dar en el exterior de la superficie. A su vez, su alta demanda tiene que ver especialmente con la durabilidad de sus materiales, postergando su vida útil. Estos suelos son compatibles con polímeros, resinas epoxi, metacrilatos, entre otros.

Los suelos de parquet

Finalmente, dentro de los distintos tipos de suelos para casas, el parquet es una de las opciones más buscadas. Dentro del parquet, podemos encontrar alternativas naturales y sintéticas. Cuando hablamos de suelos de parquet, estamos haciendo referencia a aquellos que son de madera o símil madera.

Parquet natural y sus beneficios

El parquet natural es el suelo de madera. Este es muy rico en matices y es considerado como más agradable en términos estéticos. Es un material con una gran capacidad de aislamiento térmico, generando un mayor confort en el interior de las viviendas. Además, al no acumular ácaros, suele considerarse como más higiénico. El suelo de madera tiene una durabilidad mayor, aunque puede tener una instalación más compleja.

En lo que respecta a los beneficios de los suelos de parquet natural, podemos destacar especialmente los siguientes:

  • La madera es un excelente aislante térmico natural, protegiendo las viviendas tanto del calor como del frío y generando un mayor rendimiento de los sistemas de aire acondicionado y calefacción.
  • Es un material con gran durabilidad y altamente resistente al desgaste.
  • Es un tipo de suelo muy higiénico, no acumulando ácaros no polvo, como así tampoco otros componentes que puedan generar alergias.
  • Es considerado como un suelo con un muy alto potencial estético, pudiendo adaptarse perfectamente al estilo que se desee dar en el hogar.

Parquet sintético

Por su parte, el parquet sintético es el que asimila el efecto de la madera. Es un tipo de suelo con fácil mantenimiento y con precio asequible. Además, tiene un aspecto realista muy similar al de la madera natural.

En lo que respecta a sus beneficios, el parquet sintético es una opción más económica para quienes buscan generar un aspecto madera en sus hogares. Pero, además, es posible destacar otros grandes beneficios, como son los siguientes:

  • Es un material que requiere de muy poco mantenimiento, permaneciendo en buen estado sin necesidad de grandes esfuerzos.
  • Los precios tienden a ser más económicos que la madera natural, generando un efecto estético muy similar a esta.
  • El proceso de instalación del parquet sintético es más veloz y sencillo que el de la madera natural.
  • Se trata de una alternativa que posee una gran resistencia superficial, con una capa de desgaste que presenta una mayor resistencia a la abrasión.
  • Es considerado como una alternativa ecológica.

Una vez que se ha elegido un tipo de suelo para una vivienda, es importante acudir a profesionales en colocación de suelos. Esto hará que se pueda acceder a suelos que sean eficientes y que mantengan la sintonía estética que se busca para la casa. 

Contacta con Adapta Reformas para realizar tu reforma parcial mediante cerramientos