La importancia del aislamiento térmico y acústico en la carpintería exterior

La importancia del aislamiento térmico y acústico en la carpintería exterior

30/07/2018

Cuando aislamos térmicamente una vivienda aumentamos su resistencia a las pérdidas de frío o de calor con la instalación de materiales aislantes. El aislamiento térmico de carpintería permite mejorar el aprovechamiento de la energía y reducir las necesidades energéticas del hogar. Es comprensible, por lo tanto, que cualquier persona busque la economización de la energía y una mayor comodidad o confort en su vivienda mediante esta intervención.

Una gran mayoría de casas en España tiene un mal aislamiento térmico que ocasiona pérdidas de calor innecesarias. Eso conlleva irremediablemente a un gasto de dinero más importante y más emisiones de CO2.

Del mismo modo, es imposible encontrar la paz y el descanso en un hogar invadido por el ruido de la calle o los vecinos. El aislamiento acústico es calidad de vida, no solo nos protege del ruido que se genera alrededor de nuestra casa, sino que también nos protege ante la incomodidad de tener que vivir en circunstancias nada deseables.

Los techos, los suelos, las ventanas o las puertas son los principales elementos de la vivienda que deben tener un nivel adecuado de aislamiento, y que pueden ahorrarnos hasta un 70% de la factura energética. Esta es la principal ventaja de un buen aislamiento, pero no es la única.

 

Las ventajas del aislamiento térmico de carpintería

 

1. Rendimiento de instalaciones térmicas

No solo podemos reducir la factura energética, sino que también podemos mejorar el rendimiento de las instalaciones térmicas para evitar pérdidas energéticas en las redes de distribución permitiendo que los equipos rindan con el correspondiente ahorro.

 

2. Mejora del confort y el bienestar

 

Es una obligación sentirnos bien en nuestra propia vivienda. Si un hogar está aislado térmicamente, contribuye a una mejora del confort y el bienestar de las personas que residen en él, tanto en verano como en invierno.

 

3. Emisiones térmicas

 

El respeto hacia al medio ambiente debe ser un requisito imprescindible para una vivienda que se compra o se reforma en pleno 2018. El aislamiento térmico disminuye las emisiones de gas con efecto invernadero, puesto que las calderas de gas, derivados del petróleo o carbón emiten gases en su combustión, principalmente CO2. La producción de energía eléctrica también cuenta con emisiones de CO2.

 

4. Fenómenos de condensación

 

Los problemas de humedades interiores desaparecen, así como la aparición de moho. Las humedades por condensación se producen cuando se condensa el vapor de agua existente en el interior de las viviendas. No estamos hablando de pequeños problemas estéticos en la pared, la presencia de moho o ácaros pueden provocar daños en la salud y en los bienes de la casa.

 

5. Valor y amortización

 

El valor de una casa aumenta cuando tiene un aislamiento térmico debidamente instalado. No es una intervención que precisa mantenimiento, por lo que su amortización está asegurada. Tanto como si decidimos colocarlo en una vivienda que queremos vender o en una en la que queremos pasar un largo periodo, el aislamiento representa una inversión económica que será rentable con gran seguridad.

El bienestar y el ahorro de electricidad en la vivienda son cuestiones innegociables para cualquier persona que busque vivir en las mejores condiciones mientras racionaliza el consumo y el gasto de electricidad. ¿Quién no quiere vivir teniendo estas estas dos cosas garantizadas?

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

La importancia del aislamiento térmico y acústico en la carpintería exterior
5 (100%) 2 votes