Principales ventajas de las casas sostenibles

Principales ventajas de las casas sostenibles

26/03/2020

Cada día son más las personas que se preocupan en construir casas sostenibles. El cambio climático es una realidad y está en manos de todos tomar acción para reducir su impacto.

Quienes inician un proyecto de vivienda, no solo lo hacen con el sueño de tener un hogar propio, sino también con la esperanza de contribuir al planeta. Motivo por que el número de casas sostenibles y ecológicas va en aumento. Pero ¿por qué optar por este modelo?

Las ventajas de la edificación sostenible

  • Edificios saludables. Los propietarios de viviendas sostenibles normalmente tienen una mayor sensibilidad por el bienestar. No solo del propio, sino de la comunidad y del que dejarán a las generaciones futuras. Ello se traduce en construcciones que repercuten positivamente también en la salud.
  • Eficientes energéticamente. No solo a nivel de consumo de agua o luz, sino también en el CO2 que emiten. Estos edificios normalmente incluyen propuestas para reducir la factura energética y beneficiar a las familias con menos recursos.
  • Huella ambiental. Otro de los objetivos se basa en reducir la “herida” al medioambiente y compensar el daño que se ha hecho en el pasado para alcanzar un balance neutro en lo que a emisiones de carbono se refiere.
  • Protección de la biodiversidad. Las viviendas respetuosas con el entorno usan materiales con menor impacto al medioambiente. Cada granito cuenta. Consulta con tu arquitecto y empresa de reformas para tomar la mejor decisión a la hora de elegir acabados, revestimientos, cerámicas y otros elementos.
  • Más ayudas. Cada vez más, las entidades cuentan con líneas para financiar los proyectos verdes.

A continuación, compartimos una serie de propuestas que facilitan la construcción sostenible. Todos estos ejemplos son reales y ya han sido puestos en marcha por fundaciones, organizaciones y otras instituciones preocupadas por salvaguardar nuestro planeta.

Ejemplos de construcciones sostenibles

  1. Viviendas construidas con bambú: han sido varios los estudios que han recurrido al bambú para sus diseños. El bambú resiste mejor las inundaciones, es flexible y es totalmente sostenible. Ya no solo se recurre a él en Asia, sino que poco a poco se ha extendido a otros continentes.
  2. Casas construidas con fibras: son otra opción para quienes se dedican al sector de la construcción y se preocupan por el impacto ambiental que dejan sus obras. Para hacer estas casas, los anexos se prefabrican, así como también se incluyen paneles solares, iluminación LED y otros avances que permiten el ahorro energético y una mejor climatización.
  3. Construcciones con fachadas de cobre: además de ser frescas por dentro, resisten a los incendios. Las ventanas se diseñan para tener suficiencia energética y la ventilación llegue sin necesidad de aires acondicionados. Las aguas, tanto pluviales como de consumo, se canalizan por medio de un sistema de reciclaje.
  4. Casas prefabricadas: requieren de menos recursos y aprovechan las economías de escala, lo que abarata sus costes. Durante años las hemos visto de madera, un material natural muy apropiado para las familias con cierto nivel de consciencia ecológica.
  5. Casas sostenibles construidas con materiales locales: promueven la economía de la región, dan continuidad estética y reducen la emisión de CO2 al no requerir de transportes de días o meses para su traslado.