Tipos de reformas para conseguir aislamiento térmico

Tipos de reformas para conseguir aislamiento térmico

25/10/2021

En las épocas del año con temperaturas extremas, como es el caso del verano o del invierno, el aislamiento térmico es muy importante. Una casa que se encuentra adecuadamente aislada protege del exceso de frío en los meses de invierno y del exceso de calor en los meses de verano. Esto no solamente genera un aumento en el confort dentro del hogar, sino que, además, optimiza el consumo energético impactando en una reducción de este. A continuación, veremos qué tipos de reformas se pueden hacer en una vivienda para lograr un buen aislamiento térmico.

 

Las ventanas

A la hora de pensar en el aislamiento térmico, es muy importante tener en cuenta las ventanas. Estas son de los elementos más importantes en lo que refiere a la filtración de calor o de frío en las épocas de temperaturas más extremas. A veces, se puede observar que la climatización en la vivienda no es tan efectiva como antes o que se consume una gran cantidad de energía. Esto puede deberse a que las ventanas son ya antiguas o que no funcionan de la manera adecuada.

Para lograr un buen aislamiento térmico, las ventanas son muy importantes. Es imprescindible optar por materiales de buena calidad, como puede ser el caso del PVC. Además, se debe elegir una perfilería de calidad, a fin de poder asegurarse de estar trabajando con materiales con resistencia plena al agua, al viento y también a los cambios de temperatura y a otras condiciones climáticas. Se debe pensar, además, en qué tipo de ventana es más eficaz para mantener un buen aislamiento y cómo esta se adapta al estilo de vida que se desea llevar.

 

El suelo

Cuando se piensa en el aislamiento térmico, no se suele considerar el rol que cumple el suelo. No obstante, este puede adquirir temperaturas que generen una sensación de incomodidad cuando predominan las temperaturas extremas. Si se quiere lograr un suelo aislante, el mejor material por el que se puede apostar es la madera. En este aspecto, una reforma interesante que se puede considerar para mejorar el aislamiento térmico de la propiedad es cambiar los pisos por otros de madera. En caso de no querer hacerlo, se puede acudir a aspectos de interiorismo como es el uso de las alfombras.

También puedes revisar este artículo que habla de los mejores aislantes térmicos para el suelo.

 

Los techos

Otra de las reformas recomendadas cuando se quiere mejorar el aislamiento térmico de una vivienda tiene que ver con aislar los techos. Esto requiere de una obra sencilla donde se utilizan láminas de materiales aislantes que pueden ser diversos o a través de la colocación de un “falso techo”. Otra opción refiere al uso de una pintura para techo especial que es aislante y que representa una alternativa poco costosa y que requiere de poco tiempo.

 

La fachada

Cuando la casa tiene cierta antigüedad o se encuentra expuesta a diversas condiciones climáticas, puede ir sufriendo grietas y filtraciones, se puede ir deteriorando. Esto genera una reducción en su capacidad aislante y, por tanto, una reducción en el confort térmico que se pueda tener en el interior de la propiedad.

Teniendo esto en cuenta, las reformas en las fachadas constituyen una interesante alternativa cuando se quiere mejorar el aislamiento térmico. Para lograrlo, se necesita que un especialista realice una revisión de las condiciones de la fachada, comprobando sus problemas y qué soluciones se pueden llevar a cabo, que sean adecuadas para cada caso en particular.

 

El aislamiento térmico interior

Además de las opciones mencionadas anteriormente, hay dos grandes tipos de aislamientos que se pueden llevar a cabo en una propiedad. El primero de ellos es el aislamiento interior. Se trata de una alternativa económica que se puede desarrollar de forma individual en espacios específicos de la vivienda. Se trata de un aislamiento ejecutado individualmente en determinadas habitaciones de la casa en las que se observa que la climatización se pierde y se llega a un importante consumo energético que impacta en el resultado económico hacia el final del mes. En este aislamiento, se incorporan últimamente materiales interesantes como es la lana mineral, un material natural que es uno de los mejores aislantes térmicos o, también, el aislamiento térmico reflectante. Este último se compone de varias capas que dan un espesor mínimo y poca dificultad, pero excelentes resultados.

 

El aislamiento térmico exterior

Por su parte, el aislamiento térmico exterior está relacionado con la fachada. En general, lo que se busca es colocar planchas rígidas de material aislante, que puede ir desde espumas hasta lanas minerales o poliestireno extruido. Estas planchas se fijan en las paredes de las construcciones. En general, es un proceso que recibe el nombre de obra de rehabilitación de fachada. Si bien es más costosa que en el aislamiento interior, se trata de obras que se amortizan posteriormente gracias a una significativa mejora en el aislamiento térmico que impacta en un aumento del ahorro energético y, por tanto, del ahorro en general.

 

En Adapta Reformas se llevan a cabo reformas integrales y construcción en Barcelona y provincia. Se combinan precios ajustados con necesidades cubiertas en las mejores condiciones de ejecución y reduciendo todo tipo de incomodidad que una reforma, sea parcial o integral, pueda representar en el cliente y en su ritmo de vida. Realizando un estudio de las necesidades de cada caso en particular, se llevan a cabo reformas parciales o integrales donde se puede reformar todo un piso o una parte de este, hacer reformas en baños, en cocinas, reformar las instalaciones, los suelos y, también, los aislamientos. Ello, llevado adelante por un equipo de profesionales técnicos, arquitectos e interioristas.

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

5/5 - (1 vote)