Sistemas de climatización: cómo ayudan a optimizar el consumo energético

Sistemas de climatización: cómo ayudan a optimizar el consumo energético

10/07/2018

Cuando llegan las temperaturas más elevadas del año los sistemas de climatización se convierten en auténticos protagonistas: el verano trae consigo olas de calor que nos obliga a poner en funcionamiento el aire acondicionado para intentar mantener una temperatura agradable dentro del hogar.

Es necesario tener presente una serie de premisas para controlar el consumo energético: desde que adquirimos el aparato hasta el uso que le damos diariamente. El ahorro de energía con el aire acondicionado depende de diversos parámetros: las características del equipo (recomendable un equipo de alta eficiencia A+++ con un SEER de rendimiento, es decir, un indicador de eficiencia energética en modo refrigeración), que cuente con tecnología inverter, u opciones de control y regulación.

El aire acondicionado funciona gracias al principio de refrigeración: proporciona un ambiente correctamente climatizado extrayendo calor para producir frío. En la climatización de viviendas, contactar con profesionales que aseguren la instalación de equipos energéticamente eficientes es una tarea que no debemos obviar y considerar por su importancia.

Si tienes dudas sobre cómo ahorrar energía con tu aire acondicionado dentro de tu hogar, sigue leyendo para conocer tres cuestiones que son de gran valor.

 

Los sistemas de climatización: recomendaciones para el ahorro energético

 

  1. Equipo eficiente

Lo primero que debes de hacer es elegir acertadamente el equipo de aire acondicionado. Echa un vistazo a la etiqueta energética del equipo, especificaciones que obligatoriamente debe llegar consigo y donde aparecen todas sus características. La clasificación A+++ indica que el equipo es de alta eficiencia energética, por lo que todos los dispositivos etiquetados con esta especificación son a priori una buena elección. Tampoco nos podemos olvidar de tener en cuenta otros aspectos que se reflejan en la etiqueta energética: nivel de potencia del equipo, el factor de eficiencia energética estacional o el consumo anual de energía en kW al año. Cabe hacer hincapié en la tecnología inverter, que permite enfriar progresivamente la vivienda.

 

  1. Control inteligente

 

El control y la regulación del aire acondicionado para reducir el consumo energético empieza por utilizar dispositivos de control inteligente. Las ventajas de hacerlo son para tenerlas en cuenta: en primer lugar, podremos programar automáticamente encendidos y apagados, regular la temperatura o elegir las zonas del hogar que queremos climatizar; en segundo lugar, con las aplicaciones de los equipos de aire acondicionado podremos saber el consumo energético en tiempo real, lo que permitirá tomar decisiones a medida que vayamos conociendo el rendimiento del aparato en la vivienda. Hoy en día podemos controlar este tipo de dispositivos por el móvil o la tableta electrónica a través de aplicaciones intuitivas y de uso sencillo.

 

  1. Uso eficiente

 

No sirve de mucho elegir el aparato más eficiente del mercado y tener a nuestro alcance el control inteligente energético más avanzado si después el uso que le damos al aire acondicionado no tiene en cuenta ninguna premisa correspondiente al ahorro de energía. Por lo pronto, es conveniente fijar una temperatura adecuada, que está estimada en unos 26º para refrigeración que aseguran un ambiente de confort.  También es importante asegurarnos de que tenemos un buen aislamiento y que, en las zonas donde el sol aprieta más, tenemos ventanas y persianas cerradas.

En todo caso, siempre tenemos que conocer de primera mano las claves para ahorrar electricidad en la vivienda para racionalizar el consumo y controlar el gasto. Nadie quiere terminar el mes recibiendo un importe inesperado en la factura por un uso inadecuado de los dispositivos que tenemos en casa.

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

Sistemas de climatización: cómo ayudan a optimizar el consumo energético
5 (100%) 2 votes