Te ayudamos a instalar el aire acondicionado perfecto para tu hogar

Te ayudamos a instalar el aire acondicionado perfecto para tu hogar

27/07/2020

La mejor opción para no pasar calor en verano es hacerse con un sistema de refrigeración pero todos sabemos que, si al final lo que queremos es tener un ambiente fresco no nos es suficiente con un ventilador.

Un aire acondicionado además de bajar la temperatura de las estancias, purifica el aire y elimina los malos olores. Actualmente, en el mercado nos encontramos con una gran variedad de modelos, formatos y características.

Adquirir el adecuado para nuestra casa es una tarea densa. Por eso, te contamos por cuál debes optar antes de instalar aire acondicionado.

Pasos para elegir aire acondicionado

Lo primero es estudiar cuál sería la temperatura ideal para el espacio, así como su superficie. Depende de cómo sean estos requerimientos y el consumo que se haga del aparato de climatización, el equipo deberá tener unas características u otras.

¿La vivienda tiene preinstalados conductos de climatización? Si la respuesta es sí, habrás ahorrado una importante cantidad de dinero y mucho tiempo al instalador.

En cambio, si la respuesta es no, deberías elegir equipos de aire acondicionado fijo, que constan de una unidad de refrigeración interior y otra exterior, adosada a la fachada. Aquí encontramos un problema. Algunas comunidades no permiten instalar aparatos en las fachadas del edificio. Si se da este caso, habría que optar por un sistema de aire acondicionado de ventana, que son más antiestéticos y ruidosos.

¿Te interesa el aire acondicionado portátil? Estos son ideales si no se puede instalar equipos fijos o si vives en una casa alquilada.

¿Cuáles son las características del espacio que vas a acondicionar? Debes saber sus dimensiones, su altura y el número de personas que van a permanecer habitualmente en la habitación o sala. También cómo está distribuido el lugar, las características ambientales del clima y las pérdidas de temperatura debido a un mal aislamiento.

Potencia del aparato de aire acondicionado. Debe tener la necesaria para absorber el calor de la habitación. Tiene que contar con 100 frigorías por metro cuadrado.

Eficiencia energética. Los aparatos que menos consumen cuentan con la etiqueta A++, los que más están valorados con la letra G. Además, los equipos con tecnología invertir ahorran una gran cantidad de energía. La velocidad del compresor disminuye a medida que se alcanza la temperatura deseada.

Potencia sonora. No se recomienda que supere los 24 decibelios.

Filtros. Elige aparatos con filtros que mejoren la calidad del aire. Son muy recomendables para personas con alergia o asma. Asimismo, los más modernos son antibacterianos y eliminan los malos olores.

Carga de gas. Un equipo bien instalado no suele necesitar recargas de gas muy seguidas. Pero si se da el caso en el que sí, hay que mirar la ficha técnica. La carga de gas debe ser en estado líquido y según el peso, es decir, midiendo la cantidad en kilogramos.

Aislamiento. Las ventanas y puertas facilitan la pérdida de energía porque el vidrio es un gran transmisor. Debes apostar por los burletes y el doble acristalamiento.

Aire acondicionado inteligente. Ahora que sabemos suficiente sobre ellos, entremos en más detalles. Hay aparatos muy desarrollados, los inteligentes. Pero, ¿es necesario hacerme con uno de última generación? ¿Qué ventajas ofrece?

El aire acondicionado inteligente se puede controlar por medio del móvil o la tablet e incluso mediante asistentes de voz. Lo que supone que podamos encenderlo antes de llegar a casa y disfrutar de todas las ventajas de la domótica.

Asimismo, las apps integradas hacen uso de la geolocalización, lo que permite conocer  las temperaturas de la zona y así realizar un consumo más razonable.

Por último, confía en una empresa de reformas como Adapta, con experiencia en la instalación de sistemas de climatización a medida.

Contacta con Adapta Reformas para realizar tu reforma parcial mediante cerramientos