Reformas de viviendas de madera: cómo cuidarla y mantenerla para toda la vida

Reformas de viviendas de madera: cómo cuidarla y mantenerla para toda la vida

06/11/2017

Son muchas las razones que pueden llevarnos a no querer deshacernos de nuestro piso… Con el paso de los años has ido cogiéndole cariño, has tenido en cuenta el estado del mercado inmobiliario o, incluso has valorado cómo ganar más espacio con una reforma integral.

Sea cual sea tu caso, es conveniente que vuelvas a experimentar esa sensación de estrenar hogar.

Las viviendas de madera o aquellas que cuentan con una gran presencia de la misma en su decoración son muy especiales. Hogareñas, acogedora, rústicas… una gran opción a tener muy en cuenta a la hora de crear nuestro hogar. Puedes construirte una nueva o valorar si te apetece enfrentarte a reformas de una vivienda de madera ya existente. Existe la falsa creencia de que su mantenimiento conlleva la dedicación de mucho más tiempo que una de cualquier otro material, pero está lejos de la realidad.

Lo cierto es que, como siempre, si se planifica con antelación cualquier trabajo de mantenimiento y la casa está correctamente diseñada, se puede ahorrar trabajo, dinero y tiempo.

Pero ¿cómo?

4 consejos para el mantenimiento y reformas de vivienda de madera

 

  1. Da una capa de protector nuevo a la madera para devolverla su humedad y aspecto original.
  2. Restaura puertas y ventanas.
  3. Repara las posibles filtraciones de agua que puedan haberse producido en la madera.
  4. Detecta los posibles focos de carcoma u otros insectos para evitar su propagación.

 

Si por el contrario solo necesitas llevar a cabo el manteniendo general de los muebles u otros elementos de madera de tu hogar te recomendamos que:

 

  1. Limpies las superficies de madera con la ayuda de un paño húmedo, siempre en la dirección de la veta, nunca al contrario.
  1. Utilices posavasos debajo de los objetos muy fríos o muy calientes, como las tazas de café.
  1. Recuerda levantar los objetos para moverlos, no los arrastres.
  1. En caso de que algún líquido se derrame en ellos, sécalo inmediatamente.
  1. No utilices en ningún caso toallas de papel si no quieres acabar arañando la superficie.
  1. No exponga tus muebles de madera a cambios de humedad. Siempre que sea posible trata de situarlos lo más lejos posible de radiadores, salidas de aire acondicionado, humidificadores, etc.
  1. Si quieres que conserven su color habitual trata de que no queden expuestos a la luz directa del sol.
  1. A la hora de limpiarlos no utilices disolventes fuertes, ni limpiadores de cristal o ceras, ya que de esta manera puedes dañar su apariencia.

 

Poniendo en práctica estos sencillos trucos podrás conseguir una buena rehabilitación de tu vivienda de madera. Si necesitas una ayuda extra consulta a nuestros expertos reformistas de interioristas y déjate abordar por la magnífica sensación de estrenar casa sin tener que mudarte. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

 

Tu reforma integral en Barcelona con Adapta Reformas

Valora este artículo