Claves para reformar una casa en verano

Claves para reformar una casa en verano

12/12/2019

El verano es, tradicionalmente, el momento preferido por los propietarios para hacer una reforma. Las calefacciones ya están apagadas por lo que no molestamos a vecinos al dejarnos sin suministro, y si tenemos que rehacer paredes, alicatar o pintar, el trabajo se seca antes que en pleno invierno o en épocas frías.

A continuación te enumeraremos algunos puntos clave para reformar una casa en verano.

Considera las fechas con antelación: aun cuando el verano es ideal para hacer las reformas, recuerda que es la época de vacaciones. Coordínate con tu empresa de reformas de confianza para estar presente durante todo el proceso dado que seguro que surgen situaciones donde solo tú debes tomar una decisión.

Protege tus pertenencias: cuida tanto los muebles como electrodomésticos y otros objetos de valor que se encuentren cerca de la reforma.

Mantén contacto con un mismo interlocutor: él será quien te mantendrá al corriente de los avances del trabajo. De igual forma será quien pedirá tu opinión y decisiones específicas cuando se haga necesario en lo que se refiere a detalles que surjan en la obra.

Pasa más tiempo fuera de la casa: en verano es más cómodo pasar horas fuera de casa mientras se hace una reforma parcial. Si estamos cambiando baños o cocina, no será tan complejo organizarnos para ducharnos en casa de terceros o el gimnasio. En las épocas de frío toda hora de más que convenga estar fuera se nos hará eterno. Piensa que lo mejor es molestar lo menos posible durante la jornada laboral a los trabajadores que estén ejecutando la reforma de la vivienda.

Infórmate sobre las cada una de las fases de la obra y sus horarios: solicita a la persona encargada de la reforma que te informe de los horarios a la  que llegarán los trabajadores, descansos y a qué hora acaban, así como te comunique cualquier cambio en la planificación.

Procura estar cómodo durante la obra: en caso de que no se requiera que te vayas de la casa durante los trabajos, crea un espacio provisional donde pasar tiempo junto a la familia, espacios para dormir y para el aseo personal. Todo debe estar bien protegido con plásticos en las entradas para que no se traslade el polvo allí. Vale que no vas a vivir tus momentos más cómodos, pero merece la pena pensar dónde vas a comer y cenar durante las obras, qué áreas serán las que queden libres de muebles y de polvo y cómo os vais a gestionar hasta que las estancias queden aptas para su uso.

Todo debe ir por escrito: desde el momento en que comiencen los trabajos de reforma hasta su finalización, todo debe quedar por escrito en el contrato que firmes con la empresa contratista. Así mismo se deben detallar los materiales y el presupuesto acordado para reformar una casa en verano. Ten la libertad de elegir tú los proveedores, marcas de repuestos y acabados.

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

Claves para reformar una casa en verano
5 (100%) 1 vote