¿Reforma integral o parcial de la casa? Qué conviene en cada caso

¿Reforma integral o parcial de la casa? Qué conviene en cada caso

24/12/2015

Cuando damos el paso definitivo a la hora de decidir hacer obras en nuestra vivienda y contamos ya con el contacto de una empresa de reformas profesional y de confianza, se nos puede plantear una nueva cuestión: ¿reformamos únicamente una estancia que lo necesite o ya metidos en faena, abordamos una reforma integral de la casa? La comodidad, practicidad y, por supuesto, el bolsillo son factores que hacen que merezca la pena replantearnos en qué medida queremos afrontar la reforma de nuestra vivienda.

Una reforma integral para adaptar toda la vivienda

Una reforma integral del piso es lo más recomendable si este da síntomas del paso de los años o si nuestras necesidades del día a día han cambiado y necesitamos adaptar nuestra vivienda a nuestras nuevas demandas.

En estos casos, el planteamiento de lo que se quiere y de lo que se necesita se debe hacer de forma general con todo el piso, ya que, aunque creamos que remodelando una habitación, ya cubrimos nuestras necesidades, puede ser que sólo estemos poniendo un parche a lo que posteriormente se puede convertir en nuevas necesidades de obra antes de lo que pensemos.

Por otra parte, en obras como las que supone cambiar la solería de la vivienda o la instalación eléctrica, piden que se realice de forma integral a todas las estancias para que se respeten temas como la homogeneidad, o para que estancias que no fueran reformadas no luzcan menos. En estos casos, contar con interioristas expertos en decoración es muy recomendable al saber de antemano cómo sacarle el mayor provecho a la obra.

Reformas parciales: mejor abordarlas al mismo tiempo

En casos donde la casa sea de nueva construcción o no demande una reforma por razones de conservación únicamente, sí que nos puede interesar reformas parciales como pudiera ser adaptar un baño, crear un aseo, reformar la cocina o cualquier otra estancia que nos aporte un toque novedoso y práctico a nuestro hogar.

No obstante, en estos casos, conviene si lo tenemos claro, abordar varias reformas parciales (cocina-baños, aseo-baño, dos habitaciones, salón-comedor, integrar la cocina en el salón etc.), ya que así no sólo conseguiremos dar al piso un nuevo aire y potenciar la sensación de haber aportado un toque personal, sino que además reduciremos costes.

Uno de los aspectos más costosos de una obra es desplegar la logística que ésta conlleva: materiales, personal, permisos etc. Por lo que, si es el tema económico el que nos frena a reformar más estancias o decidirnos por una reforma integral en vez de parcial, debemos pensar que lo que hoy puede ser una inversión ligeramente superior, se traduce en términos de ahorro en el futuro, ya que entre otras cosas, hay reformas que sí pueden durar para toda una vida.

Reformar la cocina es un clásico para renovar la vivienda sin cambiar todas las estancias

La solución en manos de profesionales

Entonces finalmente, ¿Reforma integral o parcial? Si no estás del todo decidido o si la cuestión sigue rondando por tu cabeza lo mejor sin duda es contar con profesionales que puedan asesorarte. Nuestro equipo multidisciplinar compuesto por arquitectos e interioristas dará con la clave que no sólo te convenza, sino que suponga la solución definitiva a tus necesidades concretas.

Lo que diferencia a Adapta Reformas de cualquier otra empresa de reformas en Barcelona es que no sólo damos servicio para completar una obra, sino que facilitamos todos los procesos que ésta conlleva para que durante años no te tengas que preocupar más por disponer del hogar adecuado para tu ritmo de vida, por ello no te lo pienses más: ¡que sea tu casa quien se adapte a ti y no tú a tu casa!

Adapta Reformas: tus reforma integral o parcial en Barcelona

 

¿Reforma integral o parcial de la casa? Qué conviene en cada caso
Valora este artículo