7 reformas para realizar en los meses de invierno

7 reformas para realizar en los meses de invierno

15/11/2021

En general, se piensa que es el verano la mejor época del año para hacer reformas en una vivienda. Pero lo cierto es que hay ciertas reformas integrales y parciales, para las que el clima frío y las condiciones climáticas del invierno pueden ser ideales. A continuación, vamos a ver algunas de las principales reformas que se pueden hacer durante los meses de invierno y obtener excelentes resultados.

 

Beneficios de hacer reformas en invierno

Antes de hablar de las reformas que se pueden hacer en invierno, debemos conocer los beneficios de esta época del año para realizar cambios en una vivienda. Algunos de los principales beneficios son:

  • Se reducen los plazos: en los meses de verano, es frecuente que las obras se vean interrumpidas por vacaciones o que los materiales se demoren como consecuencia de las vacaciones de los establecimientos. En invierno esto es menos común, por lo que es posible que la temporada impacte en que todo pueda hacerse de una forma más rápida.
  • Buen secado de materiales: si bien es cierto que los materiales con componente acuoso pueden tener más dificultades en el invierno, hay otros, como el cemento, el barniz o el yeso, que secan mejor en temperatura invernal. Además, si la reforma es interior, es probable que pueda hacerse sin problemas ni consecuencias por el clima.
  • Mayor velocidad en los permisos de obra: con excepción de las semanas de las fiestas de fin de año, durante el invierno es posible conseguir el permiso de obra mucho más rápido. Esto tiene que ver con que se evitan los frenos vinculados a vacaciones y cierres de verano.
  • Se detectan futuros problemas mucho más rápido: durante los meses del invierno, donde hay pocas horas de sol y donde las lluvias son más frecuentes, son los momentos ideales para observar problemas en la casa, como pueden ser las filtraciones, los problemas de humedad, entre otras cosas. A esto se puede dar una respuesta veloz con una reforma, logrando que la casa quede lista para el verano.

 

Las reformas de invierno más comunes

Las reformas más comunes para los meses de invierno son las que se desarrollan en el interior de la vivienda, no viéndose así perjudicadas por las condiciones climáticas. Algunas de las mejores opciones de reformas para hacer en invierno son las siguientes:

 

Mejorar aislamientos

El aislamiento térmico es una de las reformas más demandadas en los meses de invierno. De acuerdo con la ubicación geográfica de cada vivienda y las condiciones climáticas de dicha ubicación, se van a necesitar distintos tipos de obras para mejorar el aislamiento. Además, es la época del año en que mejor se pueden detectar los problemas con los aislamientos actuales para poder dar una respuesta eficaz a ello y mejorar no sólo la comodidad y el confort dentro de la casa, sino también la eficiencia energética y el ahorro de energía.

 

Colocar suelo radiante

Una de las soluciones más populares en la actualidad para el frío es el suelo radiante. Es un sistema de climatización novedoso que consiste en la colocación de tuberías por las que transcurre agua caliente sanitaria y que corren bajo el suelo. Así, el calor sube hacia el techo, manteniendo una temperatura adecuada y uniforme en la propiedad.

 

Poner parquet

Si bien es cierto que el parquet no siempre logra secarse muy rápido, hoy en día podemos acceder a morteros de secado rápido. Además, con el uso de un deshumidificador se puede evaporar el agua utilizada. Por eso, cambiar los suelos por suelos de parquet es una excelente alternativa para estos meses de invierno.

 

Cambiar paredes

Otra de las opciones más comunes de reformas para hacer en invierno es la redistribución de las paredes. Hay que tener en cuenta que uno de los materiales más usados para hacer placas de pladur es el yeso, el cual se seca mejor en los meses de clima frío sin provocar grietas. Así, es posible, en estos meses, redistribuir la estancia, generar nuevas paredes y tabiques, entre otras cosas. Esto no sólo puede producir un cambio sustancial en términos funcionales y estéticos en la vivienda, sino que, además, puede mejorar el aislamiento térmico y acústico de los distintos espacios de la casa.

 

Renovar el techo

Hay que tener en cuenta que, especialmente en los países europeos, el invierno es el momento donde la presencia de lluvia y nieve es más frecuente. Por eso, que el techo esté en buen estado es fundamental. Lo que es importante para poder hacer este tipo de reforma en invierno es pensar en soluciones secas, como pueden ser las placas de impermeabilización bajo teja o los tableros sándwich, entre otras opciones.

 

Instalar el aire acondicionado

Instalar un aire acondicionado es una obra sencilla. Una de las razones para hacerlo durante el invierno tiene que ver no solamente con dejar la vivienda preparada para el verano sino, también, con que los precios de estos equipos suelen ser más económicos en esta época del año.

 

Hacer cerramientos exteriores

Si bien esto es algo que se puede hacer durante los meses de verano, el invierno también es una buena época del año para hacer cerramientos exteriores. Estos son una excelente alternativa para proteger a la vivienda ante los cambios en el clima, logrando un mayor aislamiento de la casa respecto del frío. Además, es una forma de generar ambientes en los que disfrutar del sol y del paisaje exterior incluso en los momentos de peores condiciones climáticas.

 

¿Quieres hacer reformas en tu casa este invierno? En Adapta reformas somos una empresa especializada en reformas integrales y construcción en Barcelona y provincia. Llevamos a cabo reformas integrales o parciales teniendo en cuenta un estudio de las necesidades de cada cliente en particular.

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

5/5 - (2 votes)