Colorterapia: consejos a la hora de decidir pintar la vivienda económicamente

Colorterapia: consejos a la hora de decidir pintar la vivienda económicamente

06/02/2017

Pintar toda o alguna estancia de la casa es una excelente y económica opción para renovar y reavivar el hogar sin necesidad de meternos en obras, pero para que la sensación que queramos transmitir sea la correcta y podamos obtener una mayor utilidad de la pintura, conviene ponernos en manos de profesionales interioristas que nos ayuden a decidir qué color, qué texturas y qué tonalidades nos quedaría mejor para cada habitación. Por ello, os ofrecemos una serie de consejos para pintar la vivienda económicamente gracias a la colorterapia.

¿En qué consiste la colorterapia?

La colorterapia, también llamada cromoterapia, se basa en principios de la psicología mediante los cuales se afirma que los colores son capaces de transmitir vibraciones que afectan a nuestra manera de sentir, a nuestras emociones.

Así, aplicada la colorterapia en el mundo de las reformas del hogar, podemos conseguir gracias a la pintura que una habitación irradie la sensación para la cual la dedicamos o la decoramos: colores que estimulen para lugares de trabajo o estudio, colores que relajen para el dormitorio, etc.

Además, el correcto uso de estos colores y su aplicación en el hogar no solo ayuda a vincular una emoción al sentimiento que queramos potenciar de cada habitación, sino también ampliar la luminosidad en habitaciones oscuras, crear la sensación de espacios amplios en habitaciones pequeñas etc.

Qué colores usar a la hora de pintar la vivienda económicamente

Atención: es muy importante que estos temas se consulten y se visualicen según se visita cada vivienda gracias a la ayuda de expertos interioristas que puedan aconsejar qué gamas cromáticas quedan mejor a cada habitación, puesto que cada vivienda y cada necesidad de sus habitantes es diferente. No obstante, siguiendo los principios de la colorterapia, en general los siguientes colores nos pueden ayudar de la siguiente forma:

Amarillo

El amarillo es vitalidad, energía. Capaz de mejorar la concentración y todo un estímulo para la creatividad. Por ello, es un tono perfecto para estudios y cocinas en las que se le dé mucho uso a sus instalaciones. Además es un color muy luminoso, por lo que es perfecto para proyectar y difuminar habitaciones con poca luz natural.

Sin embargo, dada su capacidad altamente estimulante, no resulta muy recomendable para dormitorios.

Verde

Comenzar diciendo que estamos ante el color del año para la marca Pantone, toda una autoridad en estos temas, por lo que hablamos de un color de moda y perfectamente combinable.

Una vez dicho esto, los tonos verdosos nos evocan a la naturaleza, estimulando las sensaciones relacionadas con la calma y la paz a la par que refrescantes según la intensidad que usemos. Por esta razón, es el color perfecto para dar la bienvenida en el hogar desde el vestíbulo, así como en dormitorios donde se quiere tanto permanecer activo como pasivo sin por ello perder la sensación de armonía.

Azul

Si el verde nos evoca naturaleza, el azul hace lo propio con el agua, lo que nos trasmite serenidad e introspección, por lo que es un aliado perfecto y tradicionalmente muy usado en baños y en lugares donde fluye el agua y su energía, como en lavaderos y cocinas.

Rojo

El rojo, debido a su fuerza e intensidad, ligado a emociones como la pasión, el sentimiento, el estímulo, etc., no es un color especialmente indicado para pintar o ser prominente por sí solo en una estancia. Sin embargo, resulta perfecto para remarcar o enfatizar detalles de la decoración o incluso combinándolos con tonos primarios en la paredes.

Es con este tipo de colores intensos, vivos, vibrantes, donde más se denota la mano de un interiorista profesional, ya que sacar provecho a un color tan estimulante no solo decora, sino que transmite, apasiona.

Blanco

El blanco es tradicionalmente la ausencia del color (aunque en el caso de la luz, le atribuimos esta cualidad al negro), por lo tanto es el tono perfecto para la neutralidad, para crear sensaciones de pureza, limpieza, orden. Un sentimiento acogedor al que se le puede aportar personalidad mediante la texturización (estucado, gotelet, veladura, etc.) o mediante el juego de tonos en el que se rompa la monotonía de esta opción con unos toques crema o “blanco roto”.

Por tanto, el blanco es luminosidad, claridad, y también el color deseado y deseable si queremos vender o alquilar nuestra vivienda, ya que impide crear sensaciones contrarias o negativas que el visitante pueda atribuir a otras tonalidades.

Morados, naranjas, rosas… la paleta de colores es infinita, por lo que si buscas dar un nuevo aire a tu hogar gracias a la pintura, no dudes en dejarte asesorar y transmitir el máximo provecho que quieras obtener de cada estancia y nuestros profesionales pintores e interioristas te darán con la clave a través de la cromoterapia y el diseño.

 

Con Adapta Reformas es fácil y sencillo pintar la vivienda económicamente con los mejores resultados posibles

Colorterapia: consejos a la hora de decidir pintar la vivienda económicamente
5 (100%) 1 vote