El correcto mantenimiento y reparación de techos

El correcto mantenimiento y reparación de techos

11/12/2018

Comenzar la casa por el tejado es un dicho utilizado con frecuencia para indicar que no debemos alterar el orden lógico de las cosas. Es obvio, no podemos defender que una casa se comience por su techo, pero, dejando a un lado las metáforas, sería ilógico olvidarse del mantenimiento de uno de los elementos más importantes de una vivienda.

Los techos y los tejados están expuestos a una gran lista de agentes externos, como fenómenos meteorológicos o los de la misma vivienda. Nos protegen y nos aíslan para que en el interior podamos disfrutar de unas condiciones óptimas.

Podemos utilizar diferentes acabados y materiales para realizar los techos y los tejados, de manera que, aparte de que sea un elemento de la casa eficiente, también tenga la estética que busca el propietario para su vivienda para que sea el broche de oro de una construcción de ensueño.

Por todo lo comentado, la reparación de techos cuando llegue el momento, si es que este contratiempo tiene lugar, debe hacerse mediante profesionales de construcción que garantizarán volver a la vivienda a su buen estado inicial.

Aun así, podemos establecer dos obligaciones que todo propietario debe cumplir para asegurarse que su casa no presenta ningún tipo de elemento a reparar o, en caso contrario, para detectar a tiempo y así evitar un coste mayor o incluso peligro para los inquilinos.

 

La reparación de techos de una vivienda

 

Techos interiores: revisión recurrente

 

Aunque podemos encontrar techos de madera o de otro tipo de materiales, la mayoría de los techos interiores están recubiertos de una capa de yeso. Es importante tener en cuenta los materiales con los que fueron fabricados nuestros techos porque cada material precisa un cuidado diferente. Sin embargo, existe una serie de pautas extrapolables al cuidado de cualquier tipo de techo.

Anualmente, o incluso dos veces al año, debemos revisar los techos con especial atención a las zonas donde pasan tuberías y donde pueden presentarse ciertos problemas. Si seguimos al dedillo nuestro calendario de revisiones, podremos localizar a tiempo cualquier problema antes de que se convierta en un problema mayor. Por ejemplo, eliminar una humedad o una fuga de agua a tiempo puede servirnos para que no evolucione a una gotera de difícil solución.

Estas revisiones nos sirven para comprobar el estado del techo y para meditar si requiere un cambio de aspecto, como podría ser una nueva mano de pintura.

 

Reparación de tejados

 

Por otro lado, la reparación de los tejados difiere según el material con el que esté construido. Lo más común es que los tejados estén compuestos por tejas; en este preciso caso, se debe revisar toda la superficie para localizar las tejas que necesiten una sustitución por estar en mal estado.

En este sentido, es conveniente realizar frecuentemente una limpieza a fondo de los canales de drenaje y el tejado para no acelerar el deterioro del mismo. El material del tejado, el clima o la humedad a la que está expuesta la vivienda o los tratamientos adecuados para este tipo de casos son cuestiones que debemos tener en cuenta.

La impermeabilización de cubiertas puede ser una solución, aunque una empresa de reformas podrá asesorarte sobre la medida más acertada según el caso, ya sea un pequeño problema o uno de gran envergadura. Solo los profesionales más preparados están capacitados para devolver a un techo su seguridad y su aspecto iniciales.

 

Contacta con nosotros para renovar tu vivienda

El correcto mantenimiento y reparación de techos
5 (100%) 2 votes